11 de octubre de 2010

Río

Reflexiones a la orilla del Río.
En sonido del génesis me atrae hacia ti, perturbas el silencio del bosque y te haces súbitamente presente, atracción lúbrica, tu humedad me empapa con un abrazo de frescura, mi piel te busca como si quisiera sentir tu agua amante.
Fluyes, brotas, erosionas, besas los labios de los sedientos y los recorres como un cauce más, penetras en lo más  hondo de sus entrañas y los purificas.
Me gustas salvaje, indomable y libre, poema de gotas de lluvia que bailan haciendo espuma, es el baile de la vida.
Rindo tributo a tus saltos, necesito sentirte; la mayor parte de mi cuerpo te pertenece, tómame y renuévame, dame  vida y deja que sea una estela en tus aguas que recorren la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario