26 de abril de 2011

Aumenta la familia


Había dejado un poco de lado a las dos parejas que se han venido a vivir enfrente, es bueno dejar intimidad y hacer como que no están.

Hace dos días la detectora de fauna llamada “Peque” (también llamada gremlin, perraca o la cosa, eso sí, en plan cariñoso) se quedo como transida, emitiendo los ruidos característicos para llamar  la atención, al lado del muro donde está la pareja de Petirrojo común Erithacus rubecula. en ese momento supe que habían nacido los pollos.

El ir y venir de la pareja de petirrojos se ha multiplicado, al menos hay cuatro enormes bocazas insaciables que mantener; lo curioso es que la pista deportiva se ha utilizado esta mañana varias horas y algunos humanos estando a menos de un metro del nido no se percatan de nada, menos mal que no tienen el oído de la Peque.
En el tiempo que llevo observando este nido, he visto como el Petirrojo macho le traía comida a la hembra y la llamaba desde una rama cercana para que saliese del nido.

El macho de Carbonero común Parus major, sigue alimentando a la hembra dentro del nido y esta sale bastante menos, parece bastante más implicado; supongo que en menos de una semana ya tendrán su pollada, aunque el agujero del nido es tan pequeño que no creo que se puedan ver los pollos.

Si queréis seguir toda la historia no dejéis de ver:
 

4 comentarios:

  1. Es increíble como en nada de tiempo crecen los pollos ¿verdad? Bonita observación la tuya.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que en relación a nosotros van a velocidad de vértigo, también su vida es muy corta; lo alucinante es la cantidad de comida que les tienen que embutir para ese desarrollo, no paran los pobres pájaros.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena!!

    Petirrojos en hueco,es dificil verlos asi.!!
    De hecho en la peninsula las cajas nido frontales tienen muchisimo menos exito que en centroeuropa y no se sabe muy bien porque...

    Saludos camperos

    ResponderEliminar
  4. Miedo me dan, grupos de adolescentes jugando a su lado, hurracas en la copa de un nogal cercano… igual son algo inexpertos, espero que sigan teniendo suerte.

    ResponderEliminar