2 de abril de 2011

Cigüeñas blancas por el Piles


Ayer hacía un día muy caluroso y decidí pasar la tarde en el Parque fluvial del Rio Piles, cuando estaba llegando me pasaron por encima, a muy poca altura, dos ejemplares de Cigüeña blanca Ciconia ciconia; mientras encontré un sitio para medio apartarme de la carretera y poder salir del coche cámara en mano, fueron ganado altura, esta es la imagen más cercana que pude sacar. El ver a las cigüeñas por estas tierras siempre me produce cierta emoción, en este caso acentuada por estar saliendo de las cercanías del Humedal y del Caballón del Parque Fluvial del Río Piles.
Poco a poco ganaron altura tomando dirección Sur Oeste, con un poco de suerte pararán en las cercanías de alguno de los embalses de la zona centro e igual las vuelvo a ver.
El Parque Fluvial se consolida poco a poco y cada vez es mayor el número de especies de aves que se pueden ver.

La aportación de caudal a la zona del Humedal parece insuficiente y comienzan a verse zonas del Humedal con el agua excesivamente estancada, esta situación en los meses del verano puede generar problemas por falta de oxigenación de las aguas; tal vez tendrían que ir pensando en realizar algunas modificaciones  en esta zona.

Llama la atención el gran número de Ánade real, Anas platyrhynchos que está por todos los lugares del Parque, lo que se ve son casi todo machos, que no paran de deambular de un lugar para otro; las hembras están camufladas empollando los huevos.



La Gallineta común, Gallinula chloropus abunda y es fácil de ver en el Humedal y en la laguna cercana a la aliseda pantanosa en las cercanías de la confluencia del río Llantones con el Piles.

En esta laguna también estaba la Garza real, Ardea cinérea que no difícil de ver en Parque Fluvial. Había más especies de aves pero no suelo hacer listados, por destacar alguna: Cuchara común, Ratonero, Milano negro, Agateador común, Pitoreal…

A lo largo de este itinerario fluvial de unos 19 Km, se puede ver en estos días de primavera una fuerte actividad de explosión de vida; un gran número de paseriformes acarreando alimento o materiales para los nidos, cánticos territoriales y exhibiciones varias se muestran ante nuestros sentidos. Muchos de estos pájaros según vayan creciendo las hojas son más difíciles de captar; en la fotografía un Jilguero Carduelis carduelis.
Gran número de flores e insectos, una delicia para la fotografía; algunas veces resulta difícil salir a caminar sin parar cada poco, en una de esas paradas me quede contemplando las evoluciones de tres ejemplares de  vulcana Vanessa atalanta, una se posó por un instante en una zarza.
Del paseo podría decir muchas cosas del comportamiento de mis congéneres que no me gustan, esto ya está siendo muy largo y solo dejo una pequeña muestra gráfica; hay que invertir mucho en educación ambiental y para la convivencia.

2 comentarios:

  1. Seguro que las vuelves a ver: volverán las (semi)oscuras cigüeñas... Aunque he de reconocer que Bécquer nunca me gustó. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que si no veo a estas, veo a otras; al menos eso espero y deseo.
    Reconociendo la importancia de su obra, nunca he sentido mucha devoción por Bécquer. Besos y gracias Salomé

    ResponderEliminar