17 de mayo de 2011

Bañugues no defrauda


Cuando regresaba de los caminos que conforman una pretendida senda costera que va   desde la playa de Bañugues a Llumeres , en el pequeño puerto de pescadores donde comencé la ruta vi que había mucho movimiento de aves; era tarde tenía hambre y prisa, pero no me quedó más remedio que dedicar un rato para ver que había.
Una media docena de ejemplares de Zarapito trinador Numenius phaeopus, se movía en las cercanías, alguno estaba lo suficientemente cerca como para sacar alguna fotografía; eran los más activos, el resto aguantaba el viento como podían, cara al mar que era de donde soplaba.
Realmente hermosos, un grupo de Chorlito gris Pluvialis squatarola, luciendo ya alguno de ellos sus mejores galas veraniegas. Compartía la zona algún Vuelvepiedras común Arenaria interpres.
Un poco más alejadas se encontraba un pequeño grupo de Aguja colipinta Limosa lapponica, alguna ya mostraba el rojo cobrizo característico.
Había mucho más movimiento, pero no salieron en la foto; con cierta pena por tener que salir arreando para cumplir con las obligaciones de la tarde y no poder ni parar a colocar el telescopio, me fui pensando una vez más que Bañugues no defrauda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario