29 de junio de 2011

Buscando al Roquero rojo



Un par de días por la montaña, buscando una fotografía más o menos decente del Roquero rojo Monticola saxatilis, ver lo vi varias veces como podéis apreciar en esta fotografía testimonial, donde se ve la pareja si se pincha y se amplía. No hubo forma de estar un poquito cerca, otra vez tendrá que ser.


El que si se dejo fotografiar bastante cerca fue el Acentor común Prunella modularis, el cual vi con mucha frecuencia y se mostró muy sociable.



La Bisbita ribereño alpino Anthus petrosus, bastante atareada en alimentar a los polluelos, es otra de las especies frecuentes que es bastante sociable.




Lavandera boyera Motacilla flava en el embalse del arroyo de la Cantarilla, este mini embalse y sus cercanías darían para pasar varios días haciendo fotografías de flora y fauna.



Por allí se encontraba esta hembra de Ánade azulón  Anas platyrhynchos, Coríu en esta tierra; que llevaba detrás suya una fila de ocho preciosos patitos.



La colonia de Avión común Delichon urbica, nidificante en la Casa Mieres bien daría para estar horas viendo el trajín que se traen.



Gorrión chillón Petronia petronia, se dejó ver a lo lejos durante unos segundos medio camuflado detrás de una roca. 









Otro alado muy presente en nuestras montañas el Buitre leonado Gyps fulvus, el calor del fin de semana pasado casi le deja más de una carroña de domingueros sin agua y con escasa preparación física; el número de intervenciones del 112 ha sido exagerado, es una evidencia de la temeridad con la que se suele salir a la montaña.



También se dejó ver el Escribano montesino Emberiza cia junto con otras especies habituales en las montañas, creo que con estas referencias es suficiente por esta ocasión.

6 comentarios:

  1. bueno al menos los vistes
    seguro que para la proxima lo sacas
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues sefectivamente, como dice Angeles, por lo menos lo viste.
    Un buen reportaje.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Senén y angeles, si no es la próxima será la vez que toque ;) Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues es una suerte verlas aunque sea de lejos

    ResponderEliminar
  5. Ave escasa y desconfiada..por lo menos sabes donde estan (casi lo mas importante)...ahora puedes preparar una estrategia y afotarlos .....seguro que si!
    Saludos camperos

    ResponderEliminar
  6. He de reconocer que solo verlos ya es una gozada, luego he conseguido fotografiar otras especies que no esperaba y ha sido perfecto.
    Gracias becacin y Casía, saludos

    ResponderEliminar