26 de agosto de 2011

Los días grises


Los días grises se suceden, hoy el fuerte viento hace que sea un día donde la luz y la penumbra se alternan a gran velocidad; todo parece indicar que habrá una mejoría climatológica al tiempo que finalizan mis vacaciones. Las hojas están siendo arrancadas de los árboles con virulencia, la pradera comienza a insinuar el manto ocre otoñal.

En estas condiciones he dado un paseo hasta el embalse de San Andrés, un gran número de pescadores y el nivel de agua muy bajo, la avifauna habitual por el centro del embalse; solo he podido fotografiar desde el observatorio y a través de un pequeño hueco existente en la vegetación que ya impide totalmente su función, a esta Garza real Ardea cinérea.

Por esta época del año se suelen comenzar a ver demasiadas aves muertas, como venga un mes de septiembre caluroso y escaso en lluvias sucederá lo del año pasado y habrá una amplia mortandad de avifauna por botulismo. Justo cuando más se necesitaba, en el 2010 la Administración asturiana,  prescindió de la contrata de recogida de aves enfermas, accidentadas o muertas; las aves ingieren las larvas de moscas de los cadáveres que contienen la toxina, y así comienza el brote de botulismo.
Los recortes en medioambiente un día pueden suponer un grave problema donde se termine gastando bastante más de lo ahorrado; además de la irresponsabilidad política en un tema de salud pública tan importante, también existe la irresponsabilidad  a la hora de velar por la avifauna. La medida básica para el control de los brotes de botulismo es la recogida de cadáveres, además de otras que se pueden aplicar en los lugares que son los focos habituales.
Entrada relacionada:

2 comentarios:

  1. Mas dias grises quisiera para los robledales de mi vecindad,que sus hojas se enmarronan desde hace dias por el sol!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes... por exceso o por defecto nunca llueve a gusto de todos, aunque llover es un decir, mucha nube y poco agua. Saludos Campero.

    ResponderEliminar