30 de octubre de 2011

Simplemente disfruto



Ayer fue un buen día, un paseo largo y agradable, vitamina del sol para mis huesos y algún que otro encuentro natural interesante al que me acerqué con humildad y respeto. Para mí, lo bueno de la afición de observar, fotografiar y aprender de la naturaleza, son los valores con los que la afrontas; personalmente no siento necesidad de competir ni de saber más que nadie y tampoco persigo bichos como quién persigue quimeras, simplemente disfruto.
La fotografía no se me dio como me hubiese gustado, cuestión que para mí es un acicate, si fuese tan sencillo como llegar y hacer una fotografía perfecta, ya no haría fotografías hace mucho tiempo, me hubiese aburrido.
No tenía ninguna fotografía del Pechiazul Luscinia svecica, ayer conseguí unas cuantas, todas demasiado lejos para mi gusto; en cualquier caso es lo que él se quiso acercar, una hembra que estaba por allí, aun se mostró menos. De las numerosas subespecies que hay, creo que esta pudiera ser la L. s. cyanecula.



Disfruté de lo lindo, la verdad es que resulta muy entretenido intentar fotografiarlo y sobre todo, las diferentes poses que hace.


Desde el mismo lugar en el que estaba se veía una bandada de gorriones a lo lejos, no estaban quietos, cambiaban de arbusto, bajaban a la tierra…; entre ellos se veía una mancha blanca, los recortes de fotografía son del 100%. A la mancha blanca en cuestión la he identificado como Escribano nival Plectrophenax nivalis; me comenta Pablo que era el ornitólogo que estaba de guardia ;) que le parece un Gorrión común leucístico; le he dado vueltas y puede que tenga razón.
Sea quién sea  espero que continúe en la zona el martes que es fiesta, haré un intento de verlo mejor, ayer lo vi en dos ocasiones, con siete horas de diferencia y siempre en el mismo sitio.


Moraleja, no despreciar nunca a las bandadas de gorriones. La situación y esta fotografía, me recordó una magnífica entrada del Blog de José Luis Barriga:  El rarito...



Con el Correlimos ya ha sido de lucimiento personal, gracias de nuevo Pablo y por supuesto a Iván, hay que mirar algo más que las patas y el pico; pensar en el hábitat y muchas cosas más. Aprovecho la rectificación de la entrada y pongo una fotografía recortada donde se le ve con claridad el pecho, esto ya como autocastigo.
Asi que de Correlimos  oscuro nada, lo dejamos en pectoral Calidris melanotos.
Difícil de enfocar y tampoco podía acercarme más, algunos dirían que poder se puede y que solo son autolimitaciones; en cualquier caso, opté por no salir del camino.

20 comentarios:

  1. Pablo por Facebook "Hola, Mikel. El blancu, creo más bien que ye un Gorrión leucísticu. El Correlimos, ye un Pectoral"

    ResponderEliminar
  2. Voy a mirar luego con calma Gracies Pablo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Miguel, vaya guapo el pechiazul, a mí se me resiste.
    El escribano nival va cambiando de pluma por desgaste, y en ese intermedio se ven extraños, pero no te sabría decir con seguridad.
    El correlimos podría ser un pectoral, no lo sé, pero un oscuro no me cuadra sencillamente por el hábitat.

    En todo caso vaya cosecha buena te llevaste para casa, vaya suerte.

    ResponderEliminar
  4. Gracies Iván, ya rectifiqué la entrada. La verdad es que lo pasé bien Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Miguel,una gozada el pechiazul,esi ye uno de esos paxarinos que nos alegren el dia.El "rarito" no me parece un escribano nival ya que el nival siempre tiene el dorso más oscuro y las primarias, más bien me parece un caso de leucismo en un gurrión,con eso y todo es bien raro el tío.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Xurde, la verdad es que el Pechiazul solo lo había visto de refilón, pasé un buen tiempo observándolo. Será un Gurrión con toda probabilidad, la verdad es que no pensé en las alteraciones del plumaje, a pesar de que no me cuadraba mucho con las guías y fotografías que estuve viendo del nival.
    Gracies y un saludu

    ResponderEliminar
  7. Hola, Miguel, yo aprendo más con cada metedura de pata que cuando a veces, solo a veces, acierto. Dentro de 5 minutos le voy a mandar a mi gaviotólogo de guardia unas fotos de lo que yo creo que es una gaviota rarísima en el parque de Isabel la Católica. Sé que me va a parar los pies, pero mientras tanto las consultas, las fotos en las guías, las dudas, dan un fondo de conocimientos que nos vienen bien a todos, y cuando llegue la xxxxxx de verdad (o tu escribano nival)la identificarás de un vistazo.
    La autocrítica es maravillosa, no lo tomes como un autocastigo, es lo natural, y la única manera práctica que yo encuentro de aprender.
    Eso, y tomarse las cosas con humor, que no vivimos de esto, aunque algunos así lo parezca...digo yo...

    ResponderEliminar
  8. Gracies por los ánimos Iván, lo de autocastigo está dicho con sentido del humor; para mi esto es una aficción con la que disfruto, si no lo pasase bien me dedicaría a otras cosas. Lo bueno para mi, es encontrar siempre a alguién dispuesto a sacarte de tu error y cambiar impresiones.
    Luego allá cada cada uno, siempre que no molesten.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Que chulada, para ver, no hay mas que mirar. Si te lo vuelves a encontrar, espero que nos lo enseñes.
    http://homoserranus.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto Homo Serranus, si tengo esa fortuna la compartiré. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Interesantes aves y reflexiones....el pechiazul le tengo muchas ganas y el gorrion creo que es el rarito pero gorrion...por cierto mi tio hacer unos 55 anios cazo de txki uno comoe ese!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Miguel. Kika

    ResponderEliminar
  13. Pues con lo rarito se quedó ;) Saludos y gracias
    Campero

    ResponderEliminar
  14. Iluminadora lucidez, ejemplar filosofía vital. Personas como tú ofrecen reposo en el camino. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Salomé, me alegra que te haya gustado. Besos

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado mucho tu descripción del disfrute, lo comparto. Y al pechi no lo he visto nuncaaaaaaaaa y mira que he ido a buscarlo.
    Saluudos!

    ResponderEliminar
  17. Hola Efi, el pechi seguía hoy por la Ría de Villaviciosa, por el paseo urbano por encima del túnel, aunque lo vi un poco más lejos que anteayer.
    Me alegra que te haya gustado Saludos

    ResponderEliminar
  18. Hola amigo.
    El pechiazul creo que acertaste en la subespecie, la cyanecula, al tener dentro del pecho azul una medalla blanca, lo que le diferencia de la otra subespecie que existe la Svecica.

    Yo tb. he tenido la oportunidad de fotografiarlo en ese mismo lugar y me alegro de que siga por allí.

    un saludo

    ResponderEliminar
  19. Esto de las subespecies está muy complicado, creo que se reconocen 10. La diferencia entre ellas se fundamenta, principalmente, en el tamaño del cuerpo; la coloración del medallón del babero, así como el tamaño que se observa en los machos y el grosor de las bandas blanca y rojiza situadas debajo del babero. Temas muy discutidos que posiblemente irán cambiando con mayores estudios de este pajarín. Algo de información en http://www.vertebradosibericos.org/aves/identificacion/lussveid.html
    Con posterioridad a estas fotografías por allí seguía, aunque no he podido mejorarlas.
    Un saludu y gracies Juan.

    ResponderEliminar