15 de noviembre de 2011

Curruca cabecinegra


Ya sé que como fotografía no es gran cosa, pero el tiempo y los intentos frustrados por fotografiar a la Curruca cabecinegra Sylvia melanocephala, bien merecen que le dedique una entrada en el blog. Por estos lugares no abunda y eso aun le añade más dificultad.
Habrá una próxima vez, en la que tal vez tenga más fortuna.

6 comentarios:

  1. felicidades.te entiendo perfectamente!,je,je
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  2. También me lleve algún recuerdo de las zarzas ;) Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ya sé que mal de muchos consuelo de tontos, pero bicho que se "enrame" más que este no creo que haya, sacarle una buena foto es para mentes imperturbables, a mí me agota la paciencia.

    ResponderEliminar
  4. Además tiene por costumbre salir por el lado contrario al que lo esperas, cuando apuntas con la cámara ya no está. Tiene su cosa

    ResponderEliminar
  5. Es un pajarillo difícil,se mueve sin parar y apenas da tiempo a enfocar y desaparece.Lo has pillado bien.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar