2 de noviembre de 2011

El día de los rálidos



Al Rascón europeo Rallus aquaticus, siempre lo había fotografiado medio escondido entre la abundante vegetación de las charcas, nunca como ayer se me había mostrado al descubierto y con tiempo suficiente para observar sus movimientos y colorido a placer. Por si fuera poco, lo hicieron dos ejemplares, uno de ellos bastante próximo.

 















Una de las cosas que más me llama la atención del Rascón es su forma de caminar precipitada cuando se desplaza unos metros, parece que siempre va huyendo.


Mientras tenía fijada la atención en el Rascón más distante, un Martín pescador Alcedo atthis, se sumergió cerca  y pescó. Una pena que estuviese demasiado lejos, todo no se puede pedir.
De alguna manera podría decir que fue el día de los rálidos, un número elevado de Gallineta común Gallinula chloropus se veían en diversos lugares, algunas muy próximas; un buen rato ya me hicieron pasar.

 

10 comentarios:

  1. Impresionante su figura a la carrera... Tiene algo de siniestro. Besos

    ResponderEliminar
  2. Ahora que lo dices... el título, el día de las fotos y la figura del rascón; inspira para un relato de terror que ahora se ha puesto muy de moda por estas fechas.
    Besos Salomé

    ResponderEliminar
  3. Miguel,hubo una entrada bastante curiosa de ellos pues de ni oirlos por la zona pasé a ver tres y oir cinco el lunes.Precioses fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracies Xurde, están un poco sobre la marcha, desde la pasarela; por lo que dices y vi, es un buen momento para fotografiarlos. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, Miguel, este sábado en el Parque de Isabel la Católica, entre los 2 rascones llamándose a voz en grito y los 2 martines pescadores sacudiéndose de lo lindo, la cosa resultaba bastante apocalíptica, menudos decibelios da un rascón, pero 2 a la vez aturden...
    Muy buena la foto del martín y el rascón juntos.

    ResponderEliminar
  6. Te has lucido! la foto del rascon corriendo de lo mejor que he visto, que curiosa y diferente!
    Que buena pinta tiene esa charca!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  7. El bicho corriendo, es graciosisimo.
    http://homoserranus.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Hace tiempo que no paso por el parque, habrá que buscar un ratito. Al rascón corriendo le hice una serie de fotografías; escogí esta por tener las dos patas en el aire. La Ría de Villaviciosa tiene muchas charcas como esta, es un sitio para los aficionados a la ornitología que merece la pena visitar. Saludos a todos

    ResponderEliminar
  9. Corriendo es como Groucho, parece que lleva las manos detras je je. Bonitas fotos Miguel un saludo

    ResponderEliminar
  10. jejeje muy buena comparación Manuel Un saludo

    ResponderEliminar