29 de diciembre de 2011

Restos del 25


 
Como comentaba en la entrada anterior, el 25 lo pasé por la ría de Villaviciosa y hasta me permití ir de bocata; cuando llegué aun se desperezaban los bichos de la helada y cuando me fui, ya caía otra.
De los tres archibebes que vi, el más generoso acercándose fue sin duda el Archibebe oscuro Tringa erythoropus, me poso un ratito y bastante cerca.

El Archibebe común Tringa totanus, está lavando un buen bocado, ajenos a celebraciones humanas, los bichos siguen con su dieta habitual.
 
Más como de pose en ese momento también estaba el Archibebe claro Tringa nebularia.
 
Los ejemplares de Cerceta Común Anas crecca  ya se acercan al paseo urbano, la tranquilidad del día ayudó, lo normal es que se comiencen a ver más cerca, la confianza y la necesidad de obtener recursos, supongo.

 
Se la tenía jurada al Alca Común  Alca torda  que anda por el canal de desembocadura de la ría, si tu vas a una orilla, ella va para la otra; después de dos horas tentándola, salió a mi lado en el momento más inoportuno, la cámara en el suelo y en  tres o cuatro breves segundos volvió a desaparecer.

 
Como haciendo guardia, ni se canteó la Garza real Ardea cinérea, lo que es estar bien diseñada para el frío y yo dando saltitos con cara de tonto, más de lo habitual por culpa del Alca.


Los diferentes ejemplares de Escribano Soteño Emberiza cirlus que se dejaron ver, rebuscan semillas entre la vegetación.

 
No hay paseo que no me encuentre con un Petirrojo Erithacus rubecula cotilla, este me rondó un buen rato. La brisa marina se nota en la fotografía.

 
Haber hay más, habrá que dejar algo para contar en otro momento ;)

7 comentarios:

  1. Preciosas todas Miguel,aunque sin duda me quedo con el "peti".
    A todo esto....¿Podrias haberles llevado un poco de turrón?..je..je
    Un abrazu .

    ResponderEliminar
  2. Pues son buenos restos...ese alca seguro que te dara mas oportunidades...y la de las cercetas buena foto!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  3. Una Navidad en excelente compañía. Una de ésas que deja mucho dentro. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Las alcas son así de caprichosas, el peti siempre es un alivio, porque siempre está cuando se le necesita.

    ResponderEliminar
  5. Turrón no llevo, pero algún soborno siempre hay por los bolsillos, todo desde que un Peti helado y hambriento comió en mi mano.
    Para mi fue un buen día, la tranquilidad de esa fiesta es la parte positiva que veo.
    Saludos, gracias a todos y un buen 2012

    ResponderEliminar
  6. Feliz año nuevo, a pesar de las cagadas (con perdón, pero excrementos no pega en este contexto)con que nos amenazan las gaviotas azules.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Gracies compañeru, esa especie es antipática de narices. Un abrazo

    ResponderEliminar