4 de enero de 2012

Un frío paseo por la montaña


A primeros de enero siempre procuro dar un paseo por la montaña, la idea era pisar un poco de nieve, la realidad es que se pisa hielo; por la noche los termómetros habían bajado a -5º; llego a media mañana y con sol, así y todo, dependiendo de la orientación de la ladera las temperaturas oscilaron  desde menos un grado a los cinco positivos.

En esas condiciones, aun sobreviven en torno a los mil seiscientos metros de altura un buen puñado de aves, con el frío que hacía no me encontraba con ganas de esperar que alguna tuviese el detalle de ponerse cerca y en un lugar con luz; os dejo una testimonial del Herrerillo capuchino Parus cristatus.


4 comentarios:

  1. Yo me estoy aburguesando y cada vez me da más pereza salir a la montaña, a ver si me sirve el herrerillo capuchino tan guapo para darme cuenta que hay un montón de bichos que solo pueden encontrarse allí arriba.

    ResponderEliminar
  2. Pues ánimo El Herrerillo capuchino algunas veces lo voy a ver al área recreativa del Cordal de Peón. Aun sigo con las ganas de hacerle una buena fotografía, esa cresta es total. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo vi este finde uno! Qué lindo que es el Capuchino, sí señor.

    ResponderEliminar