25 de julio de 2012

El baúl de los recuerdos

 
Como decía hace poco, el Colirrojo real Phoenicurus phoenicurus nidificó en una caja de la fachada; concretamente a primeros de mayo de 1995; como  Fran Nieto me invitó a contar la experiencia, me he puesto a repasar el baúl de los recuerdos. Solo he encontrado los negativos donde aparece el macho, vagamente recuerdo que había algunos más, pero no los encuentro.
Hay una nota en un cuaderno que dice: “Pareja de Colirrojo real a primeros de mayo 95, hembra haciendo nido en la caja, el macho en los posaderos”

Las fotografías como ya sabréis, son analógicas; la cámara de batalla, una PENTAX K1000, el objetivo…, una especie de madreña con un cristal; las tomas a pulso (bendito estabilizador) y disparando pocas que salía muy caro.
Este lugar que llamo jardín y que es una gran finca de un centro público, en la que se me permite actuar; es colindante con: un parque, otro centro público de gran extensión y una finca abandonada, con zarzas, árboles y arbustos.

 
 
El arbolado y los arbustos de la zona son muy variados y existen espacios abiertos más cercanos a una pradera que a un césped de jardín; cubiertas y muros de cerramiento están bien de agujeros y  todo esto, lleva a que numerosas especies nidifiquen en este lugar. Algunas de estas puestas han sido narradas en el blog, pero existen muchas más, difíciles de fotografiar sin molestar y que requieren más tiempo del que dispongo.
La caja en cuestión era lo que se ve, malos materiales y en el interior ni hidromasaje ni nada, no cabía en la superficie de 11x15 cm. Situada a siete metros del suelo, cubierta por un alero y  metida en el radio de acción de una pista de hierba para  voleibol, que se utiliza mucho durante los meses de mayo y junio.

 
En esa época aun llevaba mala vida y no tenía tiempo para nada…, no hay más notas que la referenciada (sigo siendo perezoso para las notas), solo vagos recuerdos de observaciones fugaces y de la tremenda emoción que experimenté al ver que ocupaban la caja, como si los polluelos fuesen míos.
Los dos años siguientes la caja nido permaneció vacía, se mejoraron las que había…, cambiaron de emplazamiento, a esta le daba mucho sol a determinadas horas, tenía la entrada por el suroeste  y no me parecía buen lugar al estar expuesta a balonazos.
 En un lugar muy grande como es este, con árboles viejos, agujeros en cubiertas y fachadas, matorral, arbustos… se puede decir que hay miles de posibilidades para hacer un nido con posibilidades de éxito y en buenas condiciones. Las cajas nido son importantes si dan una buena protección térmica, defensa ante los predadores y parásitos; no solo sirven para anidar, en inviernos duros son un refugio que puede permitir la supervivencia.



Ahora solo hay tres cajas y un proyecto de intentar atraer a especies diferentes, con cajas específicas. Pero no solo son las cajas…, las actuaciones positivas también tienen que estar relacionadas con el resto del medio: vegetación, alimento, no utilización de productos químicos, agua limpia y permanente… pensar en la fauna cuando se rehabilitan los edificios  puede ser más importante que todas las medidas que se adopten con posterioridad.
Si queréis saber más sobre cajas nido hay mucha información en la red, El CAMPERO INQUIETO tiene en su blog muchas entradas sobre cajas nido, modelos y también enlaces a unos estupendos manuales sobre cajas y rehabilitación de edificios.

14 comentarios:

  1. Bellas y evocadores imágenes....benditos cuadernos de campo en los que se guardan cosas que con el tiempo nos sorprenden a nosotros mismos.
    Saludos Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío es un desastre de cuadernos y papeles sueltos, para encontrar esta cita y los negativos... La verdad es que ha sido placentero el mirar, redescubrir cosas, evocar...Poco a poco intentaré organizar y mejorar el material que ayuda a recordar.Saludos Xurde

      Eliminar
  2. Nunca se sabe, en la finca de mi suegro,en Sobrescobio, que yo me acuerde (me acordaría), nunca hubo nidificación de colirrojo real. Bueno, pues este año, va y se pone a reformar la cuadra, con su cuadrilla de obreros, ruidos, maderas tiradas por todas partes...y van y nidifican (y sacan los pollos adelante) una pareja de colirrojos reales en el hórreo que está a 5 metros de la obra...lleno de ruidos y molestias, pero tan panchos, oye...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que algunas veces escogen emplazamientos difíciles de entender, aunque tú les hayas hecho un chalet a tres metros de donde nidifican en precario. Eso también te hace estudiar y aprender. Saludos

      Eliminar
  3. Juas, juas,... "... una especie de madreña con cristal"... pero si ahora vuelven a estar de moda, Miguel...
    Estoy con Ivan, en Laviana, en la casa familiar, todos los años los veía por septiembre, al paso, este año, en junio, con cebas.., señal que han nidificado allá.
    Buena entrada para reivindicar este tipo de iniciativas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece bien que estén de moda, han evolucionado mucho las ópticas como para convencerme que vuelva a lo retro. Gracias y saludos Senén.

      Eliminar
  4. Gracias por nombrarme y envidia sana tener un real en una caja tuya!!
    A ver si en los 2000 pillas mas!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo merece tu trabajo.
      Intentaremos pillar más en el futuro
      Saludos

      Eliminar
  5. Me suena mucho esa zona, y esos ladrillos.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se vería la caja desde la casa donde pasaste la infancia y parte de la juventud, si no fuese por tres grandes olmos que se interponen en el campo de visión. Saludos

      Eliminar
  6. Qué gran labor divulgatica y documental haces, Miguel.
    Mi más sincera ¡ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hace lo que se puede o sabe que no es mucho, solo un granito de arena más. Gracias Ángela

      Eliminar
  7. Gracias por el aporte de ese granito de arena.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por animarme Fran, he recordado mi primera caja, mirado notas... y me prestó especialmente esta entrada. Saludos

      Eliminar