11 de julio de 2012

Ya pierdo la paciencia



He de confesarte que ya pierdo la paciencia, tal vez no es más que el resultado de un estado de ánimo, así que  te he de desmentir: hoy se queda sin nombre.
“Todos los árboles, las plantas, los musgos, las flores…
Casi todo tenía un  nombre, antes o después, tú descubres miles de mundos.
Despacito, con calma, andando despacito para mirarlo todo. Aprendí a mirar los pájaros.
Sigue siendo muy emocionante cuando descubro que pájaro es aquel.”

4 comentarios:

  1. Es que las gramínea son de lo más difícil. ¿Podría ser una espiga de Paspalum dilatatum?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen ojo César, creo que si. Un saludo.

      Eliminar