29 de diciembre de 2012

Apuros de un Martín pescador



Como ya sabréis me gustan mucho las series de fotografías que cuentan algo, aunque sea algo tan sencillo como los apuros de un Martín pescador Alcedo atthis, comiendo un crustáceo.

He seleccionado 6 de las 41 fotografías en las que quedó inmortalizado el momento, podrían incluso haber sido más, un buen rato ya le llevó; creo que es una secuencia de fotografías suficientes para plasmar el acontecimiento.

No son grandes fotografías y están hechas desde el único lugar posible.





El cangrejo se resiste y es necesario golpearlo una y otra vez contra el cemento.




Yo pensaba que no era  posible que tragase la pieza, en algún momento ya me dio por estudiar por donde acceder a rescatarlo si quedaba allí medio ahogado.



Si os fijáis en el buche veréis que finalmente ganó el Martín.



Finalmente una fotografía que no tiene que ver con la secuencia, esta cuenta la historia del cutre palo; en la entrada Tiempo de celebraciones había puesto una fotografía de una hembra de Martín pescador en unas hierbas que utilizaba de posadero natural. Ahora dos señores, han colocado un cutre palo bastante más feo y lejano, donde se posa. En parte la secuencia se la debo a ellos, por no estar esperando allí para intentar a fotografiarla en acción.

También estoy muy agradecido por haber descubierto, ese día que colocaron el cutre palo, mis dotes de indivisibilidad; estaba allí haciendo fotografías, llegaron con sus respectivos coches, uno puso botas de agua y se adentro en la charca… El resto de  animales tienen el olfato más desarrollado y de poco me sirve ser invisible, me tendré que poner contra el aire para probar.

Por si un casual me leen, que sepan de mi agradecimiento.

8 comentarios:

  1. Una serie fantástica Miguel...menudo festín de marisco que se pegó!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies Xurde, la verdad es que pasé un buen rato y luego viendo las fotografías también. Saludos

      Eliminar
  2. Y no se indigesta con la cáscara...es lo que más me impresiona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ha tener unos buenos ácidos para disolver la cáscara, en principio se le ve con cara de muy satisfecho.

      Eliminar
  3. Que pena no poder identificar a estos fotógrafos que estoy seguro son muy conocidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final todos nos terminaremos conociendo, por esta o por otras. La pena es que si no somos capaces de la autorregulación, el desprestigio es para todos. Saludos

      Eliminar
  4. Calentito me tienen ciertos ¿fotógrafos? que están machacando a los martines pescadores por el Parque Isabel, así que en todas partes cuecen fabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez aun hay personas que no han sido capaces de hacer la reflexión de que: somos varios centenares quienes, con cámara, frecuentamos espacios donde hay fauna y que producimos un impacto.
      Es necesario guardar unas normas mínimas para sea impacto sea el menor posible y a nivel personal habría que compensar la huella; también es necesario el respeto hacia los congéneres.

      Eliminar