8 de junio de 2013

Un buen año


Aumenta la familia de la Cigüeñuela común Himantopus himantopus, posiblemente este sea un buen año para la Ría de Villaviciosa; ya se ven jóvenes bastante autónomos y es todo un placer seguir sus evoluciones.


Algunas se acercan a los caminos por donde transita la gente,  se puede apreciar su belleza sin necesidad de medios ópticos y sin meterse en charcos; nunca recomendable y menos en estos momentos, donde las aves necesitan de toda  la tranquilidad posible. Bastante tienen con expulsar a córvidos y cualquier otra ave que invada su territorio, un espectáculo digno de ver.


El calorcito paterno es demandado por tres pollos,  se meten como pueden debajo de las alas de este macho; la primavera con bajadas de temperatura y lluvias constantes nos afectan a todos, la protección y el calor de un congénere, siempre ha sido una escena habitual en el mundo animal.


Algunas parejas hace poco que han comenzado la tarea de reproducción, turnos para empollar y alimentarse, pronto habrá más bocas y estas parecerán insaciables.



Ya hay ocupada una isleta de las obras recientes, una pena la cantidad de basura que se ha dejado, buena parte de la obra. La fotografía está tomada desde el nuevo observatorio.


4 comentarios:

  1. Que gusto da verlas tan confiadas y tan madrazas.. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me canso de observar sus evoluciones. Un saludo

      Eliminar
  2. ¿Qué tal el observatorio? Ya tengo ganas de pasarme por allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tien buena pinta, no se si está terminado; le encuentro varias pegas, como las dos ventanas algo altas para telescopios y niños, necesitaría algo de alero...Creo que dará mucho juego. Un saludo

      Eliminar