7 de julio de 2013

Aprender para sobrevivir


Al Escribano soteño Emberiza cirlus los pollos ya le comienzan a cargar, todo el día detrás y pidiendo comida.


Les da una lección de cómo se accede a las semillas de la hierbas altas, un salto y se bajan asidas con las patas.


 La hembra se suma, esperan que los pollos hagan lo mismo.


El que se anima, se queda  mirando, pronto no se cebará y tendrán que aprender para sobrevivir; en la naturaleza no se ejerce la paternidad de por vida.

8 comentarios:

  1. Bellas fotos de esta lección de vida.
    Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están pasables, pero me apetecía contar la "lección de vida" como bien la denominas. Saludos compañeru

      Eliminar
  2. Aprenderán, seguro que si. Me encantan los soteños. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer repasaba todos los escribanos, para llegar a la conclusión que el soteño es de los que más me gusta; lo encuentro muy amable. Un saludo

      Eliminar
  3. Bonitas y curiosas fotos de esa familia de soteños.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellas solas cuentan la historia. Gracias y un saludo

      Eliminar
  4. Bonitas las fotos, y mucho más valiosas con su historia! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía arriba ellas cuentan la historia, me gustan este tipo de secuencias, aunque las fotografías no sean buenas. Saludos y gracias.

      Eliminar