14 de julio de 2013

Sus razones tendrán


El recuerdo de los buenos momentos que esta primavera me aportaron las parejas de Cigüeñuela común Himantopus himantopus, hizo que me acercase a la Ría de Villaviciosa; calculaba que ahora serían más cercanas para la fotografía y que también se vería como los pollos iban creciendo.


La mayor parte no muestran temor a la cámara ni a los continuos paseantes, en algunos momentos me tenía que alejar para que cogiesen en el encuadre.




Hay una gran disparidad en el tamaño de los pollos, algunos ya son prácticamente del tamaño de los adultos, mientras otros aun se ven pequeñitos y con plumón.



Caminaba  por la carretera cuando me salió al paso una Cigüeñuela, mostraba su enfado por  mi presencia; la otra me metió varias pasadas como si fuese un depredador. Solo les vi un pollo, no sé si tendrían más,  ante tal escándalo tampoco apetecía seguir investigando.




Tal vez han tenido una mala experiencia, se han hartado de los fotógrafos y mirones varios o, el secado de parte de las charcas, por las obras y el continuo ajetreo de los trabajos en la zona, las tenga de los nervios. El carácter de broncas nunca lo había visto manifestarse con las personas yendo por la carretera o los caminos, éstas ahora lo tienen agudizado y sus razones tendrán.

10 comentarios:

  1. Esa carretera no debería estar ahí, je je, tienen sus razones sin duda. Quieren sus derechos de imagen también. Buenas fotos Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual no es tan necesaria o se puede restringir el tráfico. Ocupamos mucho territorio y dejamos tan solo migajas, creo que reivindican más tranquilidad. Gracias y saludos

      Eliminar
  2. Muy buenas fotos Miguel.Las pobres se han acostumbrado a la presencia humana y de eso tenemos todos un poco de culpa...yo me incluyo.
    Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La presencia humana en ese lugar amigo Xurde, no se puede evitar; se podría paliar acotando zonas, por ejemplo cuando hay nidos, pero dudo que se esté por la labor. Somos una gota más en la presión humana, eso está claro; pero también, tanto el que observa con prismáticos, como quién hace una foto, defiende con su presencia y el quehacer diario estos hábitats.
      Quizá el mayor de los problemas está en que los bichos ya no tienen otros lugares mejores en los que estar. Saludos y gracias.

      Eliminar
  3. No veo nada malo en que se acostumbren a la presencia humana,pues es una buena manera de despertar el respeto entre los comunes por estas elegantes y bonitas aves; siempre y cuando ese respeto sea sólo observación y admiración y, ¿ por qué no ?, una buena sesión fotográfica, como la que nos muestras. Bellísimas fotos y ya me gustaría poder observar a estas aves tan cerca.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de que se acostumbren a la presencia humana, está en la poca cultura de respeto que hay a la naturaleza y el día mañana se pueden acercar a un energúmeno que les dispare, por poner un ejemplo.
      Si a todo el mundo le gustase contemplar y admirar a los bichos no habría problema. Saludos y gracias

      Eliminar
  4. Hacía mucho que no me acercaba a ver tu blog y me encuentro con unas fotos francamente extraordinarias. Se nota que has ido evolucionando a mejor fotográficamente.
    Es una gran suerte poder acercarte tanto a las cigüeñelas para fotografiarlas con tanto detalle a la vez que disfrutar de esa ría de Villaviciosa que tanto echo de menos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mingo, ya he visto que has regresado y con fuerza.
      Poco a poco voy aprendiendo y mejorando cosas.
      La tierra siempre se añora, espero que la puedas visitar pronto. un abrazo

      Eliminar
  5. Magnífico escándalo, Miguel. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que no estoy acostumbrado. Gracias y un abrazo

      Eliminar