11 de septiembre de 2013

La charca funciona


Este año construí una pequeña charca para aves y otros bichos, el lugar lo escogí pensando en el bienestar de las aves, sombrío la mayor parte del día y en un lugar, donde no es fácil que actué alguno de los visitantes esporádicos no deseados. A las horas que yo puedo estar observando y haciendo alguna fotografía, no suele haber unas condiciones de luz buenas; lo que realmente importa, es que funciona y es frecuentada por un buen número de especies. Aunque si os animáis a poner un recipiente con agua, el resultado es más o menos el mismo.

Que disfrutan las aves, viendo algunas imágenes, es indiscutible; creo que la fotografía de esta hembra de Curruca capirotada Sylvia atricapilla, expresa sobradamente el placer que le causa el baño.


El Chochín común Troglodytes troglodytes, se ha convertido en un habitual, aprovecha las visitas para capturar alguno de los insectos que también  frecuentan la charca.


Un par de palos puestos cerca del agua, me ayuda a conseguir algunos retratos interesantes, el Petirrojo Erithacus rubecula, parece que se ha hecho con uno de ellos en propiedad.


El lugar donde me escondo (hide) para hacer las fotografías de la charca, tiene unas cañas secas puestas por encima; cuando estoy dentro, el Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca, debe de encontrar divertido perchar sobre mi cabeza. Le he tenido que hacer la fotografía camuflado en el coche.


Otro que anda por aquí desde hace unos diez días es el Ruiseñor común Luscinia megarhynchos, como no he podido dedicar muchas horas a intentar hacerle una foto, os pongo la prueba de fototrampeo; espero que aguante unos días más y le pueda hacer una fotografía más o menos decente.

10 comentarios:

  1. No hay duda, funciona y la aprovechas excelentemente. Muchas gracias, Miguel, amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Aparte de servirte como " estudio " para tus fotos, esos pajarillos se lo pasan en grande y le facilitas la labor a la hora de beber o asearse. Buena iniciativa. El Petirrojo está que se sale; precioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá alguno más del estilo del Peti. Gracias y saludos

      Eliminar
  3. Una buena iniciativa Miguel, a ver si pronto nos cuentas sobre la visita de libélulas y otros visitantes alados. Muy interesante el documento de fototrampeo, el ruiseñor no es fácil de retratar. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La charca no es muy grande, tampoco me puedo pasar que el sitio no es mío; ya está llena de vida, como tu sabes, una charca es una mina. Una pena que los adaptadores de calidad, para fotografía de microscopio sean prohibitivos; espero que este año, hay personal nuevo, se animen a sacar partido educativo a todo esto.
      El Ruiseñor lo retraté bien el año pasado, este parece algo más esquivo, ya veremos si en los pocos días que quedan para que se vaya lo consigo. Saludos y gracias.

      Eliminar
  4. Miguel, doy fe de que aunque sea un recipiente de barro con agua, funciona. Sabes que puse unos cuantos gracias a ti y es un placerazo verlos disfrutar de esa manera y esperar a que aparezcan nuevas especies. Un abrazo y gracias de parte de "ellos" y de la mía ¡no sé quien disfrutará más!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo disfruto mucho, creo que más que las aves. Hay alguna persona más que me ha dicho que ha puesto agua, eso para mi es más importante que las fotografías. Gracias a ti y un abrazo

      Eliminar