12 de noviembre de 2013

Caprichosamente coloreado


Aunque en la ciudad en la que vivo no lo parezca, por encima de los mil metros ya se vive un periodo de transición entre el otoño y el invierno; las temperaturas nocturnas bajan en muchas ocasiones de los 0º, cuando se comienza a caminar aun se perciben las secuelas del frío. El escaramujo da una idea de las temperaturas que soportan alguna de las criaturas que vemos en el recorrido.


Las hayas se han desprendido de las hojas y los hayucos han desaparecido, entre las ramas adornadas de líquenes, un Herrerillo común Parus caeruleus se afana en buscar algo que llevar al pico; está acompañado de un buen número de carboneros y de pinzones, no paran de ir de rama en rama.


En el robledal aun se mantienen parte de las hojas, predominan las tonalidades ocres que tanto me gustan en estas fechas; un grupo de  Mito Aegithalos caudatus repasa las ramas en busca de insectos o arañas.


Una sombra a contraluz, a duras penas me deja entrever que se trata del Pico picapinos Dendrocopos major, la fotografía algunas veces se torna complicada en el bosque.


Es el tiempo donde el reino  Fungi  se manifiesta en todo su esplendor; formas y colores que nos recuerdan que los hongos están ahí y que cumplen una función primordial en el mantenimiento del hábitat.

Conocer, lo que se dice conocer, solo la primera como la mayor parte de la gente; es la Amanita muscaria. El resto se irá estudiando.





Todo parece caprichosamente coloreado, cambio de tonalidades según de la luz o la sombra, sentarse y observar en lo alto, respirar, oler y disfrutar. 


12 comentarios:

  1. La amarilla , imagino que ya la habrás encontrado; una Tremella mesenterica.
    Para clasificar el grupito del tocón yo empezaría mirando Mycenas, ...no lo se.
    Quien asegura que el otoño es triste es que no se ha asomado al campo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hermosura del otoño, no creo que se pueda considerar triste; la verdad es que todas las estaciones tienen su cosa.
      Por causas diversas no he tenido mucho tiempo para estudiar las setas, lo iré haciendo alguna tarde de estas en las que hay poca luz o pereza para salir de casa; lo mejor era que me retirasen del trabajo, pero no hay forma. Saludos

      Eliminar
    2. Me parece enormemente hermoso. Un saludo.

      Eliminar
  2. Y este fin de semana, las primeras nieves, ¡por fin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que puede haber una nevada interesante; algunos pensarán, que gente esta, les motiva hasta los temporales. Saludos amigo

      Eliminar
  3. Siempre tan bonita la Amanita muscaria... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una seta que resulta irresistible de fotografiar, tal vez influya toda la literatura y creencias que tiene detrás. Besos.

      Eliminar
  4. Nunca se cansa uno de alabar la hermosura de la seronda, esas tonalidades ocres, el contraste con la roca...preciosas las fotos de las setas Miguel. un saludo

    ResponderEliminar
  5. ¡Quien pudiera dedicarse solo a la Naturaleza!. Seguiremos usando la libertad condicional bajo fianza para escaparnos de la mediocridad de los días entre los humanos. Un abrazo.

    ResponderEliminar