5 de marzo de 2014

Por Gijón


El lunes, como ya sabéis, no estaba el día para mucho; di un paseo por los alrededores de Gijón y pude hacer alguna fotografía.


Por la carbayera de los Maizales se veía algo de movimiento e hice una pequeña parada, un rato lo pasé intentando fotografiar al Pito real Picus viridis, me tuve que conformar con una distancia media, la que había desde el roble donde me oculté hasta el Pito; el terreno abierto que teníamos entre los dos no permitía más acercamiento, la pradera no estaba para reptar.




Muy cerca un Zorzal común Turdus philomelos, tan harto de la lluvia como yo, se refugiaba  debajo de una mesa.


Por el parque de la ciudad, además de la ardilla de la entrada anterior, disfruté de una sesión fotográfica con el Cormorán grande Phalacrocorax carbo, que guapos se ponen los condenados con su plumaje nupcial.



Una parada con la Gaviota sombría Larus fuscus, muy conocida por pasar los inviernos en Gijón, inglesa anillada por Peter Rock;  tiene una larga lista de recuperaciones de la anilla, fotografías y referencias de amigos y conocidos. 


El caso es que el 11 de enero, estaba en la Playa de la Griega, días antes la había visto en el parque y ahora, de nuevo en el parque; parece que se da una vuelta por la costa de cuando en cuando.

4 comentarios:

  1. Tienes razón, los cormoranes grandes están de lentejuelas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y parece que lo saben y se ponen para la foto.

      Eliminar
  2. Ese Cormorán es una preciosidad, vestido con su plumaje nupcial. Y lo de la gaviota anillada, muy curioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas que se pueden saber por las anillas, hay muchas curiosas. Ahora se ponen casi todos los bichos guapos. Saludos

      Eliminar