8 de junio de 2014

Fuertes vientos


Ayer fue un día con fuertes vientos en la montaña, bastante frío, unos nueve grados, mientras en los valles había una temperatura de veintinueve; las rachas de viento en algunas laderas me hacían tambalear. No fue un buen día para la fotografía de aves, pero he podido disfrutar del Rebeco Rupicapra rupicapra, en pleno cambio de pelaje; después de cotillear unos segundos al humano invasor de la montaña, optaron por trepar a lo más alto y lo hicieron con una destreza y rapidez envidiable.






En un lugar bastante protegido del viento, disfruté del paisaje y de la compañía del Acentor alpino Prunella collaris, también debía de ser de la opinión que ese era un buen lugar; yo estaba bien abrigado y si os fijáis en el Acentor alpino, el también opto por abrigarse, con un colchón de aire retenido entre las plumas.



4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y ánimos Ángela. Un abrazo

      Eliminar
  2. Que feucos están los rebecos con la muda...todo lo contrario que el acento alpino...Muy buenas fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo están, pero me gusto verlos en ese estado y fotografiarlos; lo del Acentor tiene menos mérito, casi se pone a comer el bocata conmigo. Gracies y saludos

      Eliminar