25 de enero de 2015

Marea baja



La marea baja ofrece a las aves muchas oportunidades para conseguir alimento, muchas adaptan su ciclo de actividad y descanso a las mareas.


La Garceta común Egretta garzetta, aprovecha la circunstancia en el canal de desembocadura de la Ría de Villaviciosa y captura en poco tiempo un buen número de peces, alguno de un tamaño importante.


Las víctimas, tres en un momento, son de la familia de los Blénidos (Blenniidae), conocidos como babosos, como me recuerda Pablo Fernández; probablemente sea Babosa crestada Lpophrys pholis; este tipo de peces están recubiertos de mucosidad y no tienen escamas.


Una especie peculiar que soporta la vida anfibia y puede permanecer escondido entre las algas o entre las rocas, solo necesita que haya humedad.






6 comentarios: