10 de julio de 2016

Amenazo con seguir


Estos días los ejemplares de Gorrión Alpino Montifringilla nivalis que quedan por la montaña asturiana, se dedican a cebar a los pollos con un buen número de insectos.






Al tiempo, los adultos, se alimentan de las semillas que quedan en los lugares menos castigados por la presión ganadera.







Ya se que ataco con una o dos entradas sobre el Gorrión alpino anuales, le tengo un especial cariño y amenazo con seguir, hasta que el cuerpo aguante.



Un buen momento para disfrutar de la observación de esta preciosa ave, los vuelos cortos muestran el llamativo color blanco; cuando está en reposo, en las rocas o la pradera, es más difícil de ver.




Espero que os haya gustado este puñado de fotografías, si queréis ver o saber más, en este enlace de búsqueda tenéis todas las entradas del blog.

4 comentarios:

  1. Se nota que este gorrión es de campo. Los que hay por el barrio están "hermosotes" de las tapas del personal y los gusanitos de los nenes. (Hermosotes por no decir gordos.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viven en condiciones mucho más duras. Saludos

      Eliminar
  2. Un pajaru guapisimu y un reportaje de primera . Tu no amenaces y sube mas.

    ResponderEliminar