3 de julio de 2016

La vida es dura II


Por algún un lugar del Cabo Peñas, una familia de Cernícalo vulgar Falco tinnunculus, se enfrenta día a día a la supervivencia. 


Se necesita un número importante de presas, hay muchas bocas que alimentar y en el territorio hay varias especies que compiten por el mismo nicho ecológico. Una familia de cinco halcones cercana y unas cuantas especies competidores, hacen que la vida sea dura para esta familia de Cernícalos.





Los pollos en la primera semana de vida son muy vulnerables al frío y son debidamente protegidos bajo las alas de la madre. La vida es dura en Peñas, cuatro días después de tomar estas fotografías, había vientos del Oeste de unos 70Km/h y caían treinta litros por metro cuadrado de lluvia, al tiempo se producía una importante bajada de temperaturas.



En estas condiciones climatológicas, se produce un descenso importante de presas, al tiempo que son mayores las dificultades para efectuar capturas.


Viendo esas bolas de plumón, uno piensa en lo frágiles que son y lo difícil que tienen la supervivencia a los primeros meses de vida. Los pequeños roedores que incesantemente se tienen que aportar al nido, me hicieron recordar el veneno y lo fácil que es de comprar en cualquier ferretería o establecimiento de productos agrarios.


Hace mucho que no recomiendo música, en los años 80 había una expresión: "La cagaste Burt Lancaster", la utilizaron Hombres G para hacer una canción: https://www.youtube.com/watch?v=3gfH3GsfMPs

2 comentarios:

  1. ¡Ojalá vuelvas pronto a ese nido y nos puedas enseñar algún pollo ya crecido!. Fuerte abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy más en temporada de montaña que de costa, demasiada gente; ya veremos. Gracias y un abrazo.

      Eliminar