10 de septiembre de 2016

Colas para el baño

Mosquitero común Phylloscopus collybita, tres Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca, Verdecillo Serinus serinus y Colirrojo real Phoenicurus phoenicurus

La escasez de precipitaciones y el calor, hacen que la pequeña charca artificial del jardín, sea ampliamente demandada. Al estar situada en un lugar sombrío, las condiciones para la fotografía no son buenas y se sacrifica la profundidad de campo.
Pequeñas aves en paso descansan en este lugar, algunas veces, da la impresión de que se establecen colas para el baño.


Mosquitero común Phylloscopus collybita, tres Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca, Curruca capirotada Sylvia atricapilla, Colirrojo real Phoenicurus phoenicurus, Carbonero común Parus major Verdecillo Serinus serinus 


De los grandes viajeros destacar la presencia del Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca, al menos,  cuatro ejemplares durante estos días; se dirigen a las regiones tropicales africanas.

En esta fotografía, el ejemplar que más me ha llamado la atención y al que más tiempo he dedicado, creí que mostraba algunos rasgos sospechosos; al final, lo dejo en un ejemplar joven de cerrojillo.



Compañero de viaje, hacia los mismos lugares de invernada, el Papamoscas gris Muscicapa striata, al atardecer frecuenta la charca.



Continúa por las cercanías el Ruiseñor común Luscinia megarhynchos, también fácil de ver al atardecer.




Ha aparecido, de nuevo, una Abubilla Upupa epops, va camino de lugares mas cálidos, en el sur; le gusta alimentarse en los lugares más sombríos del jardín, las presas están más cercanas a la superficie.





El juvenil de Pito real ibérico Picus sharpei, en dispersión, parece que ha encontrado un lugar de su agrado en el jardín, con sus visitas hace una buena limpieza de hormigueros y me regala unos momentos únicos.


2 comentarios:

  1. ¡Vaya colección y vaya placerazos que te dan esas guapísimas aves!. Gracias por compartirlas, querido Miguel. Un abrazo.

    ResponderEliminar