7 de noviembre de 2016

Un experto


Un madero seco, con unas avellanas metidas en unos agujeros, estaba siendo un lugar muy visitado por ejemplares de Carbonero común Parus major, Herrerillo Común Cyanistes caeruleus y alguna que otra ave.

Un buen día comenzaron a desaparecer, con rapidez, las avellanas; vigilando, descubrimos que el responsable era un experto Trepador azul Sitta europaea.



Cada vez que  el Trepador visitaba el comedero, desaparecían los páridos que estaban por la zona, no necesitó imponerse en ningún momento.



Cuando sacaba pequeños pedazos, los comía o escondía en la corteza del árbol o entre los líquenes.



Las avellanas enteras son trasladadas a despensas, para alimentarse en la época de escasez, en el invierno. Alguna de sus despensas, estaba situada a un par o más, de centenares de metros y los hacía en un vuelo rectilíneo; con una parada intermedia, por lo menos.

En el pequeño video que tenéis a continuación, se puede ver su efectividad y rapidez, incluso con las avellanas con cáscara.



8 comentarios:

  1. Muy buenas imagenes del Trepador.
    Saludos Miguel.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez que veo uno de tus trabajados comederos me entra la envidia y me pongo a copiarte :) ¡eres todo un artistazo querido Miguel!. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén, espero que te resulte tan divertido como a mi. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ángeles Pollo Joglar22 de noviembre de 2016, 2:50

    Me encanta el resultado de los comederos y la maravilla de poder contemplar como aprovechan el regalo.

    ResponderEliminar