18 de septiembre de 2018

Carrizales


Siento atracción por los carrizales, desde hace mucho tiempo me llamaron la atención los sonidos que emergían en esa densa vegetación; siempre traté de adivinar quién se escondía en ellos.

He de reconocer que es difícil fotografiar las especies que se ocultan pero, poco a poco vas aprendiendo a escuchar, a ver y sobre todo, a tener paciencia.

Tras varios intentos,  he podido fotografiar dos aves que no se suelen  ver en otros lugares; por su nombre, ya se ve que están ligadas a los carrizos.

Las dos primeras fotografías son del  Carricerín común Acrocephalus schoenobaenus, por su plumaje y su comportamiento tímido es difícil de detectar; aunque las fotografías tienen unos días, aun se le puede ver en el paso migratorio.


Las dos últimas son de ayer, y pertenecen al Carricero común Acrocephalus scirpaceus, tiene variabilidad en el plumaje dependiendo de la edad y del desgaste, este es un ejemplar joven que me ha hecho dudar y consultar; en una entrada de esta primavera lo podéis ver con claridad. Pocos días quedan para que lo podamos ver, hasta su regreso en primavera.





15 de septiembre de 2018

No es un Photocall

Serín verdecillo Serinus serinusPapamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca


Es una charca pensada para las aves, no es un Photocall, aunque también sirva para hacer fotografías; está en un lugar umbrío  y pensado para que sea seguro y atractivo para beber y darse un baño.

No estamos en una época de calor y funciona, solo hay que ver el número de pájaros que pasa por la pequeña charca; la verdad es que funciona hasta en el invierno. Si tenéis un lugar propio o uno donde os dejen intervenir, os lo recomiendo una vez más; tendréis unos vecinos de lo más agradables.

Esta fotografías son de estos dos últimos días y podrían salir algunas aves más en las fotos.


Petirrojo europeo Erithacus rubeculaCarbonero común Parus majorCurruca mosquitera Sylvia borinCurruca capirotada Sylvia atricapilla

Curruca mosquitera Sylvia borin

Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca


Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca


Carbonero común Parus major

Urraca Pica pica

Mirlo común Turdus merula

Pito real Picus viridis

Pito real Picus viridis

Curruca mosquitera Sylvia borin

Petirrojo europeo Erithacus rubecula


10 de septiembre de 2018

Correlimos de Temminck


El pasado día 3 descubría Xuan Cortés en la Ría de Villaviciosa este Correlimos de Temminck Calidris temminckii, he tenido la suerte de verlo y hacerle algunas fotografías, que aunque no sean gran cosa, son suficiente para dar testimonio del paso por la Ría de este pequeño limícola.

Le gustan los lugares pantanosos con vegetación, no se le suele ver en marismas abiertas; su carácter es esquivo, siempre se mostró al final de las charcas.

No es fácil de ver por nuestra tierra, en sus pasos migratorios y para mi ha sido todo un acontecimiento, espero que os guste.

Nota: Temminck con mayúscula por ser el apellido delnaturalista, botánico y zoólogo neerlandés, Coenraad Jacob Temminck








7 de septiembre de 2018

El Jefe es el Jefe


Con las primeras luces de esta mañana, el día muy nublado, en el paseo urbano de la Ría de Villaviciosa, vemos al Jefe de las charcas; el Armiño (Mustela erminea) y mientras no aparezca alguien con más poderío, el Jefe es el Jefe.

Parece que tiene resortes, da saltos increíbles, hace acrobacias e incluso se permite dar pasos con las patas delanteras, boca abajo.

Casi imposible de seguir con la cámara, difícil de enfocar; un macarra muy divertido. Divertido para mi, a las aves que viven en las charcas, solo les debe de resultar un chulo agresivo que no les deja un minuto de descanso.








5 de septiembre de 2018

El regreso

Gallineta común Gallinula chloropus



El regreso a la Ría de Villaviciosa, a la zona del paseo urbano, me ha dado para meditar los cambios que se han ido produciendo en el paisaje; la naturaleza sigue un proceso, que nos guste o no, nada tiene que ver con nuestros deseos. Podemos construir un paisaje determinado, pero en cuanto dejamos de hacer de “jardineros” ese paisaje se va modificando con el tiempo y termina no pareciéndose en nada al proyecto inicial.

Eso es lo que está sucediendo con las charcas construidas, como restauración ecológica, de los terrenos sobre el túnel de la A-8 en el año 2013 y con otras partes de la Ría como los porreos, que  sin mantenimiento, van desapareciendo. Hoy no entro a valorar como se hizo la obra de restauración, las carencias, la urgencia de actuar sobre la vegetación alóctona y la necesidad de aumentar la protección legal; simplemente constatar que los cambios que se producen en la vegetación conllevarán a una modificación importante del hábitat y una variación paulatina de las especies que lo ocupaban.

En la actualidad, parece que las charcas son un espacio estupendo para algunas especies de  rálidos,  con el avance de la vegetación palustre aparecerán otras especies asociadas a este medio y otras que veíamos hace poco, se desplazarán a hábitats más apropiados para ellas.

Hay poco nivel de agua en las charcas y una abundancia de anguilas, algunas medio enterradas en el fango; os pongo algunas de las especies fotografiadas que aprovechan ese recurso trófico.

Rascón europeo Rallus aquaticus

Rascón europeo Rallus aquaticus

Garceta común Egretta garzetta

Morito común Plegadis falcinellus

3 de septiembre de 2018

Golondrina dáurica


Se terminó el veraneo y poco a poco iremos retomando la actividad normal, no voy hacer un balance de la naturaleza vista, tan solo reseñar el placer de ver a finales de Agosto, a un grupo familiar de Golondrina dáurica Cecropis daurica, en Sabero León.

Para la mayor parte de las personas es una golondrina más, para una persona aficionada a la naturaleza es una de las especies en expansión muy interesante de ver, citar y seguir.


Más información sobre esta especie la podéis encontrar en la página de la SEO, en el blog El nido del Xuan con referencia a las citas de Asturies hasta el 2015 y por último un completo e interesante artículo EXPANSIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL DE LA GOLONDRINA DÁURICA (Hirundo daurica) EN LA MONTAÑA ORIENTAL LEONESA (2008-2013)



13 de julio de 2018

Capacidad de adaptación


Una Tórtola turca Streptopelia decaocto se alimenta, en la Ría de Villaviciosa, de Salicor duro, Sosa alacranera Sarcocornia fruticosa; salvo error en la identificación, que pudiera ser.

Por la fecha en la que estamos, probablemente lo esté haciendo de semillas de la planta; ya que se trata de una especie fundamentalmente granívora.

Un ave con una gran capacidad de adaptación, se expande por Europa sobre los años treinta del siglo pasado; el primer ejemplar avistado en la Península lo fue n’Asturies en 1960. Ahora resulta ser tan común, que raro es el día en el que no veo varios ejemplares.

Su propagación, siendo una especie sedentaria, resulta curiosa y corre a cargo de una pequeña parte de los ejemplares jóvenes, como máximo de un año de edad, que se dispersan en distancias que van desde los cien a los mil kilómetros.

Mucho se ha estudiado y escrito sobre el auge de la Tórtola turca y el declive de la Tórtola europea, yo hago un resumen que muchas personas pueden considerar simplista, el problema somos nosotros. 


Las especies con mayor capacidad de adaptación a la plaga humana, son las que tienen éxito; la pérdida de biodiversidad se produce por nuestro comportamiento, por el desprecio a la naturaleza.





10 de julio de 2018

Un no parar


Los ejemplares de Rascón europeo Rallus aquaticus que he visto, están en "un no parar" tienen un buen número de bocas que alimentar, al tiempo que dan lecciones de como buscarse la vida.

Por lo general, los pollos están entre la vegetación, eso no quiere decir que no los veamos salir, sobre todo si sus progenitores capturan una buena presa.

El caso es que la actividad de este rálido es muy alta en estos días, y es mucho más fácil de ver y fotografiar.







9 de julio de 2018

Carroñeras


Desde bastante altura vemos un grupo de aves carroñeras, en su mayoría Buitre leonado Gyps fulvus, acompañados por algunos ejemplares de Alimoche común Neophron percnopterus

Decidimos acercarnos a la pista, por donde están pasando vehículos y personas, para apreciar algo más cerca a estas hermosas aves.

En esos momentos ya se veían a muchos individuos subir por la pequeña ladera contraria, para emprender el vuelo; algunos ejemplares llegaban y eso nos animó a bajar un buen trecho.

Hacía calor y el la luz del sol no era nada favorable desde el único lugar posible, sin molestar, y para colmo estaban en una pequeña hondonada que no dejaba ver la escena al completo.

Así y todo he podido hacer algunas fotografías, que espero sean suficientemente ilustrativas del comportamiento de estas aves.