19 de abril de 2011

Donde menos lo esperas, salta el Mirlo capiblanco


Ayer me encontraba de descanso correteando por el pico de la Gamonal, detrás de flores, lagartijas, pájaros y de cualquier bicho viviente que asomase, cuando unas gotas de lluvia gordas y repentinas, comenzaron a caer como casi siempre hacen sin avisar, las muy ladinas. Meto todo el equipo en la mochila y el trayecto de regreso en el que puedo echar más de dos horas, lo hago en unos veinte minutos; no por miedo al agua, el miedo a la tormenta que aun sonaba lejos.
A pocos metros del coche en el puerto del Angliru, pasa una bandada de Mirlo capiblanco Turdus torquatus, uno se posa en una roca cercana y la cámara dentro de la mochila; años que no los veía y nunca tan cerca. Cuando saco la cámara ya están en la otra ladera y ni los veo.
Amaina la tormenta, cámara en mano, subiendo y bajando laderas, ya con poca luz consigo esta imagen testimonial.
 
Siguiendo por las Aves por allí estaban un buen número de Collalba gris Oenanthe oenanthe, fundamentalmente machos que posan con cierta amabilidad para la fotografía, las hembras ya deben de estar anidadas; sus colores comienzan a ser de un contraste esplendoroso.


La Bisbita ribereño alpino Anthus spinoletta, aunque algo más tímida se deja fotografiar, con esta he tenido suerte y la pillé un poco por sorpresa buscando insectos y otros invertebrados por el suelo.


Si hay un  ave que no pase desapercibida en la zona, esta es la Chova piquigualda Pyrrhocorax graculus, se mueve en grandes grupos y es bastante ruidosa; entre tantas se suele ver algún ejemplar de Chova piquirroja que es menos numerosa.


De cuando en cuando se proyecta una gran sombra, son los habituales ejemplares de Buitre leonado Gyps fulvus planeando con su majestuosidad y maestría.


La mayor parte del día la he pasado viendo la Lagartija serrana Iberolacerta monticola cantábrica, una especie típicamente ligada a roquedos de alta montaña, aunque en Galicia y en  el Occidente de Asturias llega al nivel del mar, en los cursos de los  ríos con vegetación de ribera.


Esta lagartija de talla mediana, tiene la cola casi el doble de longitud que el  cuerpo; la cabeza es grande y ligeramente aplastada.


El diseño y coloración del macho es muy llamativa y en general es una especie muy variable de coloración;  en algunos machos podemos ver los ocelos o puntos azules.

Existe mucha discusión sobre la variabilidad de esta especie, número de subespecies… y hay una abundante información en la Red si se quiere profundizar.


La flora de la zona siempre me ha parecido una maravilla hay una buenas zonas de lo que creo es Gagea reverchonii Degen, llegando hasta casi a la cima de la Gamonal.



Para terminar la abundante Genciana de Primavera Gentiana verna, decorando la pradera con un hermoso azul intenso.
Más flora y fauna de la Sierra del Aramo:

7 comentarios:

  1. Veo que ocnsegiste el Mirlo capiblanco, auque no como te hubiese gustado, lo sé...
    El azul genciana abudna por aquí en las riberas de caminos y demás.... lo inunda sobre sus aterciopeladas tallos
    ¡Guay, Miguel! Kiak ": ), (Ò,Ó)

    ResponderEliminar
  2. Preciosa la Gagea... ese amarillo que transmite alegría...

    ResponderEliminar
  3. Gracias Kika, para sacar el macro de la Gagea y la Genciana mis esfuerzos he tenido que hacer; colores difíciles con el sol. El Mirlo capiblanco... menuda sudada; algunas veces detrás de una fotografía meramente testimonial hay un gran esfuerzo ;)

    ResponderEliminar
  4. La leche, fue el que me faltó, anduve el fin de semana pasado por allá y, sinceramente, era al que me esperaba encontrar, pero nada. De los otros que comentas pues sí, tal como lo describes.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  5. Hola Senén, pues me quedé con ganas de más e igual hago otro intento estas fiestas esperando que no haya demasiada presión humana.
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. Un paseo fantástico! Que envidia!

    ResponderEliminar
  7. Darás también muchos paseos fantásticos, gracias Silvia

    ResponderEliminar