28 de febrero de 2013

Realidad distorsionada

 
 
 
 

Si la única imagen que existiese en mi cerebro de la Garza real Ardea cinérea, fuese esta, diría  que es un bicho casi tenebroso, desgarbado y feo que, mete miedo con ese pico exagerado y esa mirada…, tal parece que te fuese a ensartar como si fueses una aceituna.
La realidad la conforman muchas otras imágenes, en mi cabeza predominan las de esa silueta esbelta, la elegancia, el equilibrio de colores, la quietud y tranquilidad de ese guapo animal robusto y poderoso.
Muchas veces pienso que todos los que plantean exterminar a los animales, padecen de alguna enfermedad mental que les impide ver la realidad y la distorsionan.
 
 

4 comentarios:

  1. No es una enfermedad mental, es una enfermedad social, de esta sociedad que transmite de generación en generación los peores valores en boca y manos de sus peores individuos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será social pero hay cosas que para mi no tinen explicación en una mente sana.

      Eliminar
  2. Desde luego hay gente que parece vivir en otro mundo. Algunos, en el de Yupi. Qué suerte. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos si de verdad viviesen en otro mundo nos harían un gran favor, el problema es que quieres fastidiar el que pertenece a todas. Besos

      Eliminar