4 de marzo de 2015

Sin freno



No parece tener freno en su avance, la Garcilla Bueyera Bubulcus ibis; 48 ejemplares (no están todas en la fotografía) ocupaban buena parte de la charca de la aliseda pantanosa, en el Parque Fluvial del Río Piles.



No solo se alimentan de insectos o gusanos, si cazan un anfibio, aunque les cueste más trabajo, no lo desprecian y se lo comen.




En cualquier caso, cada vez es mayor el número y la competencia para otras especies.


2 comentarios:

  1. Hay lugares en los que llegan a ser un problema, casi una plaga.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que todo parece indicar que les va muy bien. Saludos

      Eliminar