3 de diciembre de 2010

Suspensión de la caza ¡¡¡YA!!!

Nieva y sigue nevando, la  avifauna soporta frío y falta de alimento teniendo que refugiarse en la franja costera.

Las condiciones de vida a partir de los doscientos metros se convierten algo muy duro de soportar, estas son las ocasiones que llevan a que podamos ver zorros disputándonos un trozo de pan o algunas aves se atrevan a comer en la mano.





Según vayamos subiendo en altura será mayor el frío, las  placas  de hielo y la nieve hacen que sea difícil la supervivencia. Muchos animales mueren atrapados en esas condiciones extremas, sin posibilidad de ir a zonas más bajas por la presión humana existente.




Desde la ventana veo bastantes más aves de lo habitual, intentan sacar una lombriz de la tierra; solo quieren comer y descansar. Cuantos tiros se tirarán  desde las ventanas este fin de semana y sobre todo, que masacre a quién no le queda la menor capacidad para escapar, su ínfima y única posibilidad de sobrevivir.

Espero que no suceda como otras veces y que no sea demasiado tarde cuando  implanten  la prohibición de caza total por las condiciones meteorológicas existentes.
Leo que ya hay una petición en tal sentido de Los Verdes d’Asturies, yo la saludo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario