12 de abril de 2011

Aves somos y nidificando nos veremos

El Carbonero común Parus major, no suele ser muy exigente a la hora de construir su nido, le puede servir una lata de conservas,  hueco de árbol o como es este caso un pequeño hueco en un muro; en algún lugar he leído que es capaz de utilizar un zapato abandonado.
A escasos cinco metros del nido del  Petirrojo común Erithacus rubecula , a la misma altura del muro de la pista deportiva,  se ha puesto el Carbonero a construir su nido,  cada poco le veo transportando materiales,  ahora traslada  pelos, lo que me dice que ya está en la última fase de construcción. Desde la ventana procuro no perder detalle, pero se acumula la tarea; es una zona sombría donde dan unos escasos rayos de sol al amanecer,  las fotografías no son demasiado buenas, creo que suficientes para  hacerse una idea.
La hembra en cuanto ponga todos sus huevos se encerrará en el agujero, ya veremos si el macho se comporta acarreando comida.

El Petirrojo, aquí conocido como Raitán o en plan cariñoso Raitanín, podría decir lo de “aves somos y nidificando nos veremos”, ver: El petirrojo es un exhibicionista y Un poco más allá de nuestras narices.


El Raitán está en la fase de incubación, si se amplía la fotografía se verá como asoma un poco la cabeza. Una escena vista que me hubiese gustado plasmar en una fotografía, es cuando el macho en un abedul cercano al nido, le da lo que parece una  araña a la hembra y esta regresa para continuar con la incuvación.

La hembra de Chochín común Troglodytes trogodytes, ya está forrando con plumas uno de los nidos realizados por el macho; ha escogido el seto que forma una vieja higuera cubierta de hiedra.



Por la parte alta del matorral también anda el Mirlo común Tordus merula, pocas hembras se ven a estas alturas; este macho desde el alto del muro suele controlar  antes de buscar comida por el suelo.


La Lavandera blanca Motacilla alba defiende el territorio frente a sus congéneres, se infla y embiste a cualquier otra lavandera que invada  el prado, en la fotografía tomada con un 60mm, por estar haciendo macro, no se aprecia suficientemente la escena.

La Lavandera  probablemente haya nidificado en uno de los tejados, siempre está por aquí cerca con otros habituales a los que me referiré en otro momento.
Abundan los insectos y dentro de pocos días comenzaran a asomar los primeros pollos con su despeluche y torpeza, pedirán comida como desesperados y veré en directo su evolución, con suerte alguna fotografía decente.

6 comentarios:

  1. Bonitas observaciones. Pensaba que la lavandera no anidaba aquí, sino que migraba, pues yo la consideraba invernante. Aunque se quedarán todo el año ya ¿no? Como ha ocurrido con otras especies. Por ejemplo a los verdecillos los llevo oyendo todo el invierno, y antes los consideraba sólo de primavera.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Miazuldemar.
    Hasta donde yo sé, que no es mucho, La Lavandera blanca Motacilla alba alba, cría repartida por la zona norte peninsular y en niveles altos en el sur y sudeste, sucede que aumenta notablemente la población con las invernantes del norte de Europa; suele suceder con otras especies de aves, como los Petirrojos. En el Noroeste es una ave muy frecuente y popular todo el año.
    En el catalogo nacional de especies amenazadas del Ministerio de Medio Ambiente se dice: “nidifica en todas las Comunidades Autónomas peninsulares, aunque en amplias zonas solo cría localmente”

    Lo Verdecillos emigran pero no todos, se sabe que quedan individuos errantes cercanos a sus lugares de nidificación o territorios; esta especie ha variado mucho su expansión durante los últimos años, colonizando países del norte de Europa.
    En los próximos años habrá muchos movimientos de especies, ya los hay; los cambios climáticos nos pueden deparar de todo
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues muchas gracias por la explicación, para no saber nada, sabes mucho! ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Que anidan aquí lo sé por ver los pollos, el resto busqué algo de información y al tiempo aprendí algunas cosas; gracias a ti, nunca mejor dicho.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena.
    En las cajas que pongo ,en mas de una entran la observan y cuando estas caliente y crees que van a criar, van y anidan en otro lado............ya se ve que cualquier agujero no vale , aunque este hecho con mimo......

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Cuestión de paciencia, se irán acostumbrando y terminará por anidar alguna; seguro que están hechas con mimo.

    ResponderEliminar