16 de enero de 2013

Pocos frutos quedan ya



Un árbol que se rescató de una obra en la calle, muchas veces se arrancan árboles para luego poner otros ejemplares, la sociedad del despilfarro.

Se trata de un Aligustre de China o de Japón, creo que es el  Ligustrum lucidum. En algunas ciudades lo han prohibido, su polen es perjudicial para las personas con problemas respiratorios al igual que otros  miembros de  la familia de  las Oleáceas.

En unos cuantos  países, por su carácter de árbol invasor, no se permiten plantaciones.

En Gijón aun queda un gran número de árboles de esta especie; la avifauna se beneficia, aunque una vez más, será por pura casualidad y no por que se haya pensado en las aves.

 Lo llevo vigilando hace un tiempo, por si un día me da una sorpresa; de momento son un buen número de ejemplares de Verderón común Carduelis chloris los que parecen abonados.

Pocos frutos quedan ya, los recursos naturales del jardín están muy mermados.


2 comentarios:

  1. Ahora es tiempo de hiedra, lo que queda, vamos.

    En la Calle Pablo Iglesias de Gijón siguen decenas de aligustres, pero los machacan con la poda de tal manera que (aparte de obstruir el tráfico varios días con la maquinaria)es imposible ver un solo fruto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hiedras aun están cargadas y están animadas.
      Parece que esta corporación es muy amiga de podar y talar a la mínima, populismo. Saludos

      Eliminar