10 de febrero de 2013

Al vent



En las últimas horas del día, cuando el sol filtra sus rayos por debajo de las densas nubes, un bando de Estornino pinto Sturnus vulgaris, se posan sobre un cerezo y con la cara al viento, resisten como pueden las fuertes ráfagas.

Mientras les hacía fotografías el subconsciente trabajaba, y recordé aquel himno de libertad nacido de un viaje en moto del joven Raimon que, tantas veces cantamos a grito pelado, muchos años después.



Como un pensamiento lleva al otro, me acordé de Ismael Serrano y su conocida canción:



Habrá que seguir poniendo la cara al viento del mundo o nos la pondrán al sol.

6 comentarios:

  1. Nunca tan pocas palabras dijeron tanto amigo.
    Abrazos.
    Lolo

    ResponderEliminar
  2. Que remedio les queda más que esperar a que escampe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les ve muy animosos aun en esas circunstancias, no callan. Un saludo

      Eliminar
  3. Buena entrada. Crítica muy acertada. Me encantó la foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hagas referencia a la entrada y que te guste la fotografía, a mi me gusta especialmente, viéndola me siento un estornino más en el cerezo. Saludos

      Eliminar