11 de octubre de 2015

Amanece


Amanece en la Playa de la Espasa, siempre es agradable un amanecer; la luz tiene un tono especial y todo a mi alrededor parece que empieza a desperezarse.

Pasan volando dos ejemplares de Garza real Ardea cinerea , las sigo con la vista hasta que se pierden y pienso que puede ser un buen día.



El sol está bajo en esta época del año,las sombras se alargan exageradamente y el efecto de relieve sobre la arena nos traslada a otros paisajes. Huele a mar, se disfrutan los sonidos del río y de las olas que se complementan con tímidos trinos.



Se ve un buen número de Lavandera blanca Motacilla alba, persiguen insectos y en ocasiones, las unas a las otras.



La marea está baja, asoman, como desperezándose, un puñado de Vuelvepiedras común Arenaria interpres; se dejan fotografiar con facilidad, la luz es favorable y disfruto un buen rato de sus evoluciones por las rocas.







Dos ejemplares de Chorlitejo grande Charadrius hiaticula, se encuentran en el arenal, uno se desplaza a saltitos, creo que solo tiene una pata; los dejo tranquilos y me alejo.





Cercano a los chorlitejos, se encuentra un Chorlito dorado europeo Pluvialis apricaria, le hago un puñado de fotografías; la muestra la tenéis en la entrada anterior.



Se concentran gaviotas en el arenal, creo que todas son Gaviota patiamarilla Larus michahellis y Gaviota sombría Larus fuscus; no me da tiempo a observar mucho, se termina la tranquilidad, llegan unos perros acompañados de humanos, estos últimos, creen que los perros son sordos y gritan constantemente intentando hacerse obedecer.



Me refugio en la zona del río, está concurrido por unas cuantas aves, intento marcar territorio sin llegar a utilizar métodos escatológicos. 

Un Martín pescador común Alcedo atthis, utiliza varios posaderos y alguna veces se cierne sobre el río, no consigo grandes fotografías; disfrutar, si he disfrutado de su presencia.




Un Andarríos chico Actitis hypoleucos, se pasea por la otra orilla buscando alimento.



Una Bisbita pratense Anthus pratensis, se posó en una piedra cercana, después de un baño, allí estuvo un buen tiempo secando y acicalando su plumaje. 




Y con esta muestra de la sesión fotográfica finalizo el relato de las horas pasadas en la Playa de Espasa.

2 comentarios:

  1. Preciosa serie Miguel, la de la lavandera es fantástica. Y la serie del chorlito dorado es espectacular. Un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán, ha sido un día de mucho disfrute. Un abrazo

      Eliminar