30 de septiembre de 2011

Un día entero da para mucho


El paseo de un día entero da para mucho y son demasiadas cosas las que vas metiendo en la tarjeta de memoria, aun podría mostrar algo más pero quiero cerrar el domingo con algo rápido y no muy extenso en texto. Mañana, con suerte, habrá un puñado más de fotografías que me permitan contar algo la próxima semana.
En Bañugues no podían faltar los Vuelvepiedras común Arenaria interpres, entre las rocas, refugiados de las personas.

Los ejemplares de Chorlitejo grande Charadrius hiaticula, en los trozos con arena, entre las rocas.

Los Andarríos chico Actitis hypoleucos  hacían equilibrio por el pedrero.


  
Ya fuera de la playa, por caminos, praderas y zonas de cultivo había un grupo de Alondra común Alauda arvensis, entre otros muchos pajarillos. Te salen a los pies y no te enteras, me conformé con esta imagen.



 
Navegando paralela a la costa, esta embarcación lleva nuestra imaginación hacia tiempos muy lejanos, una imagen que llama a la aventura.

 
El Estornino pinto Sturnus vulgaris  se va reagrupando, no solo se les ve, se arreglan muy bien para hacerse oír.

Y con esta termino, porque me ha gustado.


2 comentarios:

  1. Aún no he probado eso de levantarme prontísimo, al alba, y salir al campo, y volver al atardecer a casita. Me encantaría hacerlo, seguro que veo miles de cosas increíbles.
    Geniales fotos, y esas tarabillas han elegido un sitio perfecto para posarse!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Guillermo, por lo que he leído en tu blog seguro que ves esas miles de cosas para contemplar y disfrutar, el día que puedas carga con bocatas, agua... y a disfrutar del campo.
    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar